MERCEDES MILÁ

Por: EDY XALABARDE
Director de la revista
MAZULAGIA
Website: mazulagia.com
Email: director@mazulagia.com


otros artículos de SIANG MIEN



El Siang Mien es el arte chino de la lectura e interpretación de los rasgos del rostro. El libro más antiguo que se conoce data del año 500 A.C. Por ello podemos asegurar que el Siang Mien tiene al menos 2.500 años de antigüedad, aunque se tiene la convicción de que el origen real es muy anterior.

En esta sección analizamos el carácter desde el punto de vista del Siang Mien de algunas personas muy conocidas, siempre desde el respeto.
* Artículo publicado en el Número 11 de MAZULAGIA de diciembre de 2004
* Dibujo: DANIEL TORREGROSA




Mercedes Milá es conocida por los más jóvenes porque presenta un programa de máxima audiencia. Quizá algunos de ellos no sepan que esta mujer lleva muchos años ejerciendo con profesionalidad y éxito el periodismo.

Algunos recordamos reportajes impresionantes y escenas de carácter... Pero no es ése el motivo de este artículo. Vamos a ver qué puede mostrarnos el Siang Mien sobre la naturaleza de la persona.

Mercedes Milá La forma exterior de su rostro es la de una persona profundamente idealista, pero al mismo tiempo fuerte, activa y beligerante.

Su frente nos dice que es una fuente constante de ideas. Posiblemente en cualquier momento del día, pueden acudir diferentes e interesantes ideas que ella simplemente no podrá realizar por falta de tiempo. Para llevar a cabo las ideas que puedan venir a su mente, necesitaría vivir varias vidas al mismo tiempo. Tiempo... eso es lo que esta persona más puede valorar, pero por más estrategias que cree para aprovecharlo, nunca es suficiente.

Las cejas muy cerca de los ojos, casi invadiendo su espacio, nos muestran a una persona introvertida (a pesar de su profesión y del contacto constante con los demás) e independiente. Su labor perfecta sería aquella en la que no tuviese que pedir permiso o la colaboración de otras personas. Por supuesto está acostumbrada al trabajo en equipo, pero saca mejor partido del tiempo y de sus habilidades cuando no está obligada a depender de los demás.

Cuando se relaciona en grupos prefiere los extremos: o el liderazgo o pasar casi desapercibida.

Su mirada es firme y atenta, pero con cierta dulzura. Puede producir (casi a voluntad) una agradable impresión de cercanía o provocar sensaciones de culpa en los insinceros u ocultadores.

Tiene muy arraigado en su ser la consciencia de lo que es bueno y lo que no, lo que es justo o injusto, etc. Y además ha desarrollado a lo largo del tiempo una cierta intuición que le permite saber "dónde hay algo y dónde no lo hay", "quién y cómo esconde algo y por qué".

Las orejas tienen grandes lóbulos, lo cual según la tradición oriental es indicio de inteligencia, fuerza vital y éxito.

Su nariz revela tres características que resultan básicas en su comportamiento y muy útiles para el desarrollo de su profesión: el espíritu curioso, el atrevimiento y la capacidad de convicción. Si algo le llama la atención, tendrá valentía para examinarlo y la determinación de hacerlo. Su capacidad para convencer le abrirá las puertas que pudiera necesitar.

Su sonrisa revela timidez. Es curioso que muchos de los mejores comunicadores y comunicadoras, son el fondo tímidos que tienen la determinación de que esta característica suya no les cierre oportunidades, y aprenden a dominarla. La timidez permanece (en el fondo de la personalidad), sin embargo ya no produce el efecto negativo anterior.

Sus labios señalan una personalidad firme y hasta inflexible cuando debe serlo, y amable y con buenos sentimientos el resto del tiempo.

Vive en consecuencia constante con sus ideas y si sus ideas cambiasen con respecto a algo, ella sería consecuente y cambiaría también. La inconsecuencia, la indecisión, la doblez y la falta de coraje es lo que ella más puede odiar de un ser humano.
Le desagradan los convencionalismos, aunque si tiene que aceptarlos podría hacerlo. Y cuando hace un favor o algo por una causa en la que cree, sólo puede hacerlo de corazón, puesto que no sabe hacerlo de otra forma.

Mercedes, hazme un favor a mí: ¡continúa siendo como eres!. Un beso.