ALEJANDRO AMENABAR

Por: EDY XALABARDE
Director de la revista
MAZULAGIA
Website: mazulagia.com
Email: director@mazulagia.com


otros artículos de SIANG MIEN



El Siang Mien es el arte chino de la lectura e interpretación de los rasgos del rostro. El libro más antiguo que se conoce data del año 500 A.C. Por ello podemos asegurar que el Siang Mien tiene al menos 2.500 años de antigüedad, aunque se tiene la convicción de que el origen real es muy anterior.

En esta sección analizamos el carácter desde el punto de vista del Siang Mien de algunas personas muy conocidas, siempre desde el respeto.
* Artículo publicado en el Número 9 de MAZULAGIA de octubre de 2004
* Dibujo: DANIEL TORREGROSA




Introvertido, tímido, autosuficiente, con una gran vida interior, leal y muy amigo de sus amigos.

Alejandro Amenábar Que Alejandro Amenábar es un director de cine excepcional, es algo que en la actualidad nadie puede poner en duda. Sin embargo, vamos a tratar de desvelar, desde el punto de vista del Siang Mien, algunas particularidades de su carácter, que nos pueden ayudar a conocer al ser humano.

A veces lo olvidamos, pero dentro de todas las personas famosas, dentro del personaje, existe un ser humano como todos los demás, con sus miedos, sus preocupaciones, sus inseguridades, sus ilusiones y, por supuesto, con toda la riqueza de su personalidad...

La estructura exterior de la cara de Alejandro Amenábar nos muestra a una persona claramente cerebral, con una gran vida interior, muy tímido y con una cierta tendencia a vivir volcado hacia sí mismo.

Está dotado de una inteligencia superior y de una mente a la vez compleja y directa. Cuando desea conseguir algo, se dirige hacia ello con fuerza y decisión, incluso aunque tenga dudas sobre la posibilidad de alcanzarlo e incluso sobre si de verdad es eso lo que desea.

La forma de la línea donde comienza el cabello es considerada por el Siang Mien como la zona de la amistad. En el caso de Alejandro, ésta nos revela a una persona que valora extraordinariamente la amistad. Es leal y buen amigo para sus amigos. Si uno de ellos necesitase su apoyo, con certeza lo encontrará.

Le cuesta mantener en su interior malos sentimientos. Cuando un amigo le decepciona, normalmente le dará una nueva oportunidad siempre y cuando no crea que existe mala intención, algo que él detesta.

Además no es una rencoroso, puesto que su sentido práctico y su "mirar siempre hacia delante" le dificultan ser de ese modo. Sin embargo tiene una gran memoria y no hará ningún esfuerzo por olvidar.

La forma y el tamaño de la frente señalan a una persona en la que las nuevas ideas fluyen de forma constante. Y esto no es sólo en lo que se refiere a su profesión, sino a casi cualquier otra materia o tema que sea de su interés. Necesita hacer al mismo tiempo (o sucesivamente) diversas cosas. Por ello a pesar de que ahora sea un exitoso director de cine, seguramente a lo largo de su vida se dedicará también a otras actividades, que pueden tener que ver con el cine o no. Su mente necesita alimentarse, y se alimenta de nuevas ideas, de nuevas experiencias y de nuevos retos.

Sus cejas son las de una persona que posee emociones intensas y profundas, aunque controladas e incluso muchas veces disimuladas. Puede ser que la parte racional, grande y poderosa en él, entre en conflicto con la parte emocional, debido a que también es para él muy importante.

Es observador desde siempre y por ello conoce con profundidad la psicología humana de forma casi natural, intuitiva. Esto hace que pueda "adivinar" las reacciones de las personas ante un determinado hecho, lo cual le habrá sido de gran ayuda, no sólo en su profesión, sino también en sus relaciones personales.

La forma de sus orejas es bastante interesante. Señalan a una persona con una gran capacidad de trabajo, que se incrementa aún más cuando lo que hace le agrada.

También puede verse en ellas la complejidad y la complicación de su mente. Esta complejidad es tal, que seguramente en muchas ocasiones puede ensimismarse en pensamientos aparentemente sin importancia, y darles vueltas y vueltas por el sólo placer de hacerlo.

Posiblemente le agradan los juegos y los desafíos mentales.

Sus ojos muestran timidez, pero la timidez de quien sabe llevarla bien, que no le perjudica demasiado en su vida social, aunque sí podría hacerlo todavía en el terreno más personal.

También dicen de él que, aunque puedan alegrarle los reconocimientos y los halagos auténticos, sin embargo le incomodan, puesto que le hacen ser el centro de atención. Para él, ser el centro de atención, le crea al mismo tiempo una sensación de plenitud y una cierta sensación de perturbación.

Su nariz muestra a quien defiende su personalidad, que trata de ser honesto y consecuente con sus propias ideas y, a la vez, respetuoso con los demás.

La forma de sonreír apoya más la idea de su timidez y de las dificultades para sentirse tranquilo y relajado en público, algo a lo que todavía le cuesta acostumbrarse.

La forma de la mandíbula muestra valor y atrevimiento, que él quizá no ha sabido reconocer, o que está descubriendo poco a poco.

Es independiente de pensamiento y también en su vida cotidiana. No le agrada depender de nada o de nadie y tampoco le seduce mucho la idea de que alguien dependa de él.

Puede asumir responsabilidades, pero para ello él debe primero estudiarlas, entenderlas y aceptarlas.

Por último algo que es muy importante. Sabe dónde y cómo encontrar la suerte y también sabe cómo aprovecharla.

Un deseo de todo corazón. ¡Que encuentres la suerte esta vez en Hollywood el próximo año!