LA CREATIVIDAD Y LOS 4 TEMPERAMENTOS

Por: VERONICA ATALA
Directora del CENTRO DE DANZA-BAILE
Y ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS
ATALA
Alicante


otros artículos de ARTE Y CREATIVIDAD


ALGO DE HISTORIA

Unos 500 años, antes de nuestra era, Hipócrates, hablaba ya de estos cuatro humores, y durante mucho tiempo, desde el medioevo, y hasta nuestros días, la ciencia médica, los tenía en cuenta como fundamentales.


A los pocos meses de nuestro nacimiento, ya aparecen algunas tendencias, que con los años, evolucionan, con la educación, se corrigen algunas, y con los hábitos, se fortalecen, esta claro que una persona no está compuesta de un solo temperamento, sino de dos ó tres de ellos, debemos sacar de cada uno su mejor aspecto, el más positivo. La condición física, influyen directamente, en el comportamiento de un niño.

Como docente de danza con niños, con mas de 15 años de experiencia, os puedo asegurar, lo fácil que es darse cuenta de que a todos, la música y la danza, les aporta la parte, que les falta para un desarrollo mas pleno, la parte creativa y sensible, (de la que no se preocupa tanto, la enseñanza en nuestros días), hay una gran carencia de arte en los niños, que estresados,

No encuentran una vía de escape, altamente terapéutica, como puede ser la danza y la música.

LOS CUATRO TEMPERAMENTOS

SANGUINEO

Los sanguíneos, charlan, observan todo, van a las ventanas y puertas, sólo por asomarse a ver, lo comentan todo, se muestran entre ellos cosas que descubren, ó de interés, ya sea en el aula, o de los compañeros. Viven el momento, y en los pensamientos que les brotan. Están atentos, y se desenvuelven bien con el grupo. Perdonan pronto, y son olvidadizos. Se desesperan si no se les escucha, y encuentran muchas razones para exponer sus alegatos, utilizando sus manos para dar mas fuerza expresiva a su vehemencia.

FLEMATICO

No sienten gran interés por las cosas externas, ni las internas, no se expresan, les cuesta hablar, se mueven lentamente, poseen un sentido del humor, tranquilo, no les gusta el protagonismo, pero sí ser espectadores de los sucesos. Su manera de procesar la información es lenta, pero, les entra bien, tienen una gran memoria, aunque hay que animarlos participar, se les motiva fácilmente y responden bien, por lo general.

MELANCOLICO

Observadores consternados, desde el fondo del aula, sentados, queriendo pasar desapercibidos, hay que inducirlos a levantarse se consuelan entre ellos, buscan la tranquilidad, no se mezclan fácilmente con el grupo, por ser tan sensibles, hablan poco, y cualquier situación agitada les afecta mucho. Les produce gran tensión, estar en medio de una injusticia. Se esfuerzan por mejorar, a su propio ritmo.

COLERICO

Se ponen fácilmente en evidencia, con modales bruscos, les resulta complicado quedarse inmóviles, o permanecer sentados algún tiempo, dominar su sistema nervioso, piden acción, discutiendo las injusticias, corretean cuando hay que parar, son los más activos y competitivos, saben bien parar a tiempo y hasta dónde se puede llegar, son muy inteligentes, tramando con la imaginación cualquier estrategia, para conseguir su objetivo.

Desde niños, y especialmente desde los 6/7 años hasta la pubertad, hay que satisfacer la necesidad interna del alma por el arte. Los niños lo piden, y lo demuestran cuando garabatean en las paredes, desean la pintura y el color. Si golpean las barandillas con un palo, o los nudillos en la mesa, nos dicen que quieren ritmo, música, quizá bailar... rajar muebles y desmontar los juguetes, es una señal de necesidad de usar sus manos, con modelado, la arcilla les encanta, así como la interpretación.

Estas son las maneras en que ellos nos muestran su necesidad de expresión artística, que ésta gobernada por tres facultades fundamentales del ser humano:

- la sensibilidad (sentimiento)
- la voluntad
- el pensar

"El hombre que no lleva en sí la música....está hecho para traiciones, estratagemas y daños" William Shakespeare.

Podemos evitar un futuro comportamiento anti-social, que hoy día florece, Si a los niños se les pusiera en contacto con la música, como muy tarde a los 6 años, si es antes, mejor. (incluso se recomienda que las madres embarazadas, escuchen música).

Las lecciones de arte, cual sea, influyen directamente en el desarrollo de la SENSIBILIDAD de los niños, también les ayuda a recapacitar, interactuar, a expresar gratitud y perdón. El artista interior que hay en ellos, nunca se satisface con su obra, su VOLUNTAD, se incita, cuando se propone superar aquello que le cuesta, una vez ha vencido las dificultades técnicas, el arte tiene el efecto de fortalecer el deseo de superarse.

Estas actividades artísticas, actúan como contrapeso, especialmente, en esta época en la que predomina casi en exclusiva, el desarrollo intelectual, y poco más, debemos saber que el cerebro tiene dos partes, la intelectual y la creativa, y si no se desarrollan a la par, se desequilibran y se merman muchas facultades para crecer y evolucionar en todos los sentidos.

Si tomamos conciencia de la importancia de la relación mente-cuerpo, "mens sana in corpore sano", la adolescencia de nuestros jóvenes, será mejor canalizada, todos sus cambios, para llegar a adultos con un claro y fuerte poder de pensamiento.