ACEITES UTILIZADOS EN AROMATERAPIA

Por: MARIA MORENO SERRANO
Escuela de Yoga Alalba
Alicante


otros artículos de AROMATERAPIA


ACEITES ESENCIALES

Es la sustancia que se obtiene como resultado del proceso de destilación de la planta aromática al vapor de agua en un alambique y está formado 100% por moléculas aromáticas.

Los aceites esenciales son a menudo de efecto muy equilibrante ayudando al cuerpo a volver al equilibrio ideal que representa la salud y el bienestar. Cada uno de ellos tiene muchas propiedades, a diferencia de las drogas sintéticas que están enfocadas para tratar un síntoma específico.

También ejercen una sutil influencia sobre la mente. Son sustancias altamente aromáticas y concentradas por lo que raramente deben utilizarse sin diluir. Son muy volátiles y esta es una de las razones por las que su efectividad es tan rápida en los tratamientos a condición de guardarlos en botellas estancas para su conservación, tapándolas inmediatamente después de su uso. Son ligeros, no grasos, incoloros o de un amarillo pálido (con excepciones como: manzanilla azul, o las gomorresinas). En su conservación evitaremos que les den la luz solar directa. Les dañan las temperaturas extremas, vibraciones de ruidos fuertes y cualquier fuente eléctrica. No se disuelven en agua por lo que para su dilución usaremos aceites grasos vegetales o portadores.

Los aceites esenciales son muy complejos desde el punto de vista químico y esta complejidad hace que sean a la vez versátiles y seguros ya que sus constituyentes químicos actúan conjuntamente y equilibran sus efectos entre sí.

Cuando se mezclan juntos dos o más aceites se potencian sus propiedades y gran parte del arte de una aromaterapeuta está en seleccionar y mezclar de este modo los aceites para satisfacer las necesidades individuales de cada cliente.

ACEITES VEGETALES PORTADORES

Son necesarios para mezclar los aceites esenciales y aportar la lubricación necesaria si los aplicamos en masaje o tratamientos corporales.

Un aceite portador puede ser cualquier aceite vegetal carente de perfume y los más utilizados son los de almendras dulces, pepita de uva y sésamo.

Algunos aceites portadores tienen propiedades terapéuticas propias y pueden elegirse para complementar las de los aceites esenciales utilizados con ellos. Es fundamental que los aceites vegetales sean de primera presión en frío y biológicos, es decir que no se hayan extraído con solventes químicos, ya que con esta calidad obtendremos una elevada eficacia en los tratamientos, máxima penetración y la nutrición adecuada para los tejidos.

Existen otros portadores llamados extractos lipídicos o macerados que por sus propiedades son muy apreciados en aromaterapia. Llamamos extracto lipídico a la maceración de la planta aromática en un aceite vegetal de 1ª presión en frío. De esta manera los principios activos liposolubles pasan al aceite vegetal obteniéndose un aceite con las propiedades de la planta macerada y que podremos utilizar como portador para la dilución de las esencias. Los más utilizados en aromaterapia por sus beneficiosas propiedades terapéuticas son los de Hipérico o hierba de San Juan y el de zanahoria.