LA RESPIRACION






otros artículos de YOGA


Es fácil que no demos importancia a la respiración puesto que es un proceso automático, que comienza el día de nuestro nacimiento y no se interrumpe hasta el fin de nuestros días. Si bien es un acto vital, también hay que decir que es un acto inconsciente, por eso, se puede respirar mientras dormimos, igual que late nuestro corazón, sin esfuerzo consciente, por nuestra parte.

Es interesante, que muchas de las tareas que realiza el cuerpo humano están dirigidas por la inteligencia inconsciente, para permitir que el consciente, se ocupe de otras cuestiones...

Este acto tan importante, tan vital y necesario para vivir, no es del todo conocido ni utilizado correctamente en nuestros días, y yo diría mas, en nuestra civilización. Al hablar de respiración, todos pensamos en los pulmones, sí, ellos recogen el aire que respiramos, absorben el oxígeno que pasa a la sangre, y se deshacen de las toxinas...hasta ahí, estamos de acuerdo.

Los pulmones no se mueven por sí mismos, ¡son pasivos!

Esto no lo sabe tanta gente

Los que realizan el trabajo, o mejor dicho, el movimiento, son los músculos. El principal y el mas desconocido por todos es el DIAFRAGMA. Es un músculo membranoso, que separa el tórax, del abdomen, tiene forma de" paraguas", y su movimiento es como el de un pistón: Desciende en la inspiración y asciende en la espiración, el diafragma, no trabaja sólo, actúan también los músculos intercostales, torácicos y abdominales. El diafragma mantiene nuestras funciones vitales y resulta fundamental para la circulación sanguínea y la digestión, pues es capaz de movilizar cuatro veces más sangre, que el corazón.

En la vida que llevamos, UTILIZAMOS UNA SEXTA PARTE DE NUESTRA CAPACIDAD RESPIRATORIA. Cuando nacemos y durante la infancia, por regla general respiramos correctamente, el abdomen se hincha al inspirar, esto es fácil de observar en los niños, a medida que vamos creciendo, las emociones y los estímulos externos, nos conducen a un estado de agitación e hiperactividad, para los niños con problemas de este tipo, la respiración les ayuda a prestar mas atención, a concentrarse durante periodos mas largos de tiempo y a disciplinar la mente. Cuando alcanzamos la madurez ya hemos perdido la mayor parte de capacidad respiratoria, respiramos entrecortadamente y en espacios muy cortos de tiempo, esto provoca que los músculos que participan en nuestra respiración se queden contraídos y atrofiados (por falta de uso), y esto afecta a nuestra salud.

No obstante, PODEMOS DESCUBRIR QUE RESPIRAR PROFUNDAMENTE PUEDE SER UNA PRACTICA CONSCIENTE E INTENCIONADA, que nos pondrá en contacto con nuestro interior y producirá una sencilla alquimia humana; se pondrán en contacto los aspectos conscientes y los inconscientes, cuanto mas conscientes somos de esto, mas lo seremos como individuos y mas implicados nos sentiremos con nuestro cuerpo y notaremos pronto, sus efectos benéficos, tanto en el cuerpo físico como en la salud en general y a nivel energético también.

La practica de actividades que requieren este tipo de respiración consciente como por ejemplo EL YOGA, (En Oriente se practica desde tiempos remotos) y otras como la meditación... etc.

En mi opinión, respirar es la asignatura que deberían enseñarnos en la escuela, y tendríamos que continuar con ella toda la vida...