PLANTAS ADECUADAS PARA EL HIGADO






otros artículos de SALUD NATURAL


El hígado es la mayor glándula de nuestro organismo en cuanto a tamaño se refiere y tiene multitud de funciones. Entre ellas:

-La transformación de unos principios nutritivos en otros.

-La producción de bilis, indispensable para la digestión de las grasas.

-La neutralización y eliminación de sustancias tóxicas para el organismo presentes en la sangre, lo que llamaremos detoxificación.

(Hay que decir que las plantas detoxificadoras hepáticas tienen la capacidad de favorecer la regeneración de los hepatocitos, descongestionar el hígado al aumentar la secreción biliar (coleréticas), proteger al hígado de su propia intoxicación (hepatoprotectoras) y estimular la eliminación de sustancias tóxicas (hepatodetoxificadoras).

EL CARDO MARIANO

Se trata de una planta que se utiliza con fines medicinales desde la más remota antigüedad, citada ya por Paracelso, Plinio y Dioscórides.

Crece espontáneamente en terrenos sin cultivar y en zonas templadas, especialmente en el sur de Europa.

Es una planta anual o bianual con ligera lanosidad que puede alcanzar 1,5 metros de altura y tiene un tallo ramoso y robusto. Sus hojas son grandes, brillantes y onduladas. En ocasiones presentan manchas de color blanco y sus bordes terminan en espinas agudas y amarillas. Las flores son de color púrpura o rosa y poseen capítulos florales terminales grandes, con unas brácteas muy espinosas.

Los frutos son duros y de color oscuro. Debe sus propiedades a unos principios activos llamados flavonoides -entre los que el más importante es la silimarina-, a su aceite esencial y a otros principios que aparecen en menor cantidad.

La silimarina actúa protegiendo las células sanas del hígado por un mecanismo de fortalecimiento de la membrana celular y así dificulta la absorción de productos tóxicos por parte del hepatocito (célula hepática). Además -aunque no está del todo probado-, parece que podría tener un efecto regenerador de las células del hígado al estimular la síntesis de proteínas.

Se utilizan las hojas, la raíz y sobre todo, los frutos.

PROPIEDADES

· Es hepatoprotector y regenerador de los hepatocitos por su contenido en silimarina, un flavonoide con capacidad para estabilizar la membrana de la célula hepática. Es recomendable, pues, como tratamiento complementario de las colecistopatías, congestiones hepáticas, hígado graso, cirrosis, esteatosis, hepatitis e intoxicaciones por setas hepatotóxicas.

· Es antihemorrágico, mejorando la circulación abdominal y genital por lo que se recomienda para tratar varices, epistaxis (hemorragia nasal), hemorroides y reglas abundantes.

· Es regulador del sistema nervioso vegetativo por su contenido en aminas biógenas, aceite esencial, albuminoides y taninos. Esto explica que se utilice en los casos de jaquecas, neuralgias, astenia, fatiga generalizada, cinetosis (mareos y vómitos en el viaje) y ante reacciones alérgicas.

· Es moderadamente hipertensor por la tiramina que contiene por lo que puede emplearse en casos de hipotensión.

· Antiinflamatorio en uso tópico por la silimarina, empleada en eritemas y envejecimiento cutáneo.

· Es también diurético por los flavonoides.

· Tiene acción antirradicales libres (antienvejecimiento) por su contenido en vitaminas E, C y K.

MODO DE UTILIZACION

Crudas en ensalada, las hojas tiernas sin las espinas y los corazones.

Decocción: 4 ó 5 gramos de los frutos triturados por taza, pudiéndosele añadir hojas o raíces. Se hierve 2-3 minutos y se deja reposar durante otros 5. La dosis habitual es de 3 a 5 tazas al día pero puesto que esta planta no presenta ningún tipo de efecto tóxico se podría incrementar la dosis según el caso.

Cápsulas de polvo de la droga: 2 cápsulas de 500 mg al día ó 4 cápsulas de 250 mg. Se toma antes de las comidas. En algunos casos pueden tomarse hasta 2 gramos al día. Es más aconsejable esta presentación a la anterior pues los principios activos son poco solubles en agua.

Extracto seco: de medio a 1 gramo 3 veces al día.

Extracto Fluido: de 25 a 35 gotas 3 veces al día.

TOXICIDAD

Carece de toxicidad a dosis terapéuticas aunque en forma de extracto deberían abstenerse de tomarlo las personas hipertensas.