LAS PLACAS DE ATEROMA






otros artículos de SALUD NATURAL


Este término se refiere a unas "incrustraciones" que se forman en el interior de las arterias, y que obstruyen en mayor o menor grado el paso de la sangre.

Estas placas están compuestas por varias sustancias, entre ellas el colesterol y van creciendo paulatinamente a lo largo de la vida. Son más frecuentes cuanto mayor es la edad.

El consumo de tabaco, la hipertensión, la diabetes y la alimentación inadecuada - alimentos refinados, mala combinación, grasas saturadas, etc. - son factores fundamentales de aumentar el riesgo de sufrirlas.

Un problema importante que conllevan las placas de grasa o ateromas es que se disminuye la cantidad de sangre que llega al órgano, con todo lo que ello comporta.

Para disminuir sus niveles es recomendable trabajar con plantas que actúen sobre el hígado, tales como cardo mariano, alcachofera, rábano negro, alfalfa, entre otras; pero siempre cuidando la alimentación y huyendo de los alimentos refinados y procesados con la finalidad de introducir en el organismo grasas saturadas o hidrogenadas.