ENERGIA & MATERIA






información y otros artículos de este colaborador
otros artículos de SALUD NATURAL


El individuo se organiza y se equilibra esencialmente en relación con su ambiente social, profesional, familiar, climático, estacional y cósmico. El ser humano siempre ha pecado por orgullo y siempre ha pensado que podía conquistar el Universo y reinar en todo el. Es interesante tener un razonamiento contrario y considerar que los elementos esenciales que dan consistencia a nuestro equilibro provienen del Cosmos, inicial del sistema solar, luego de la tierra con su campo geomagnético, luego del ambiente social y familiar para volver al final al orgánico y celular.

El ser humano está conectado con la energía primaria cósmica directamente y constantemente; los átomos que nacen de las estrellas bajo la acción de las reacciones nucleares, vienen todos del átomo de hidrogeno cuya masa representa el 98% de nuestro Universo. Por otra parte, los átomos identificados por el espectroscopio son los mismos que los que tienen combinaciones bajo la influencia de la energía solar y que dan luz a la vida vegetal y animal, parte de nuestra constitución.

El hombre aparece como el final de un proceso que ha empezado en una nebulosa espiral. En esta perspectiva cósmica que forma el cuadro de vida, tenemos que considerar esa última como el resultado de una alianza entre la energía cósmica y los materiales evolucionados que ella ha encontrado en la superficie de la tierra. Ello ha provocado una especie de unión abierta capaz de producir seres cada vez más complejos para llegar al hombre. Este encuentro Energía/Materia, síntesis mas evolucionada va a permitir a este (ser humano) ponerse en contacto con el sistema energético, único sistema capaz de liberarnos de nuestro hundimiento progresivo en la materia. El análisis de reconocidos investigadores de vanguardia, Lakovski, Henry, Lartigue, llegan a concebir la vida como el resultante de un movimiento vibratorio asociado a un fenómeno de resonancia y asociado a campos magnéticos y de integración incluidos en cualquier manifestación al nivel celular.

Esa energía que aparece, nadie puede definirla: se constata su presencia, notamos sus manifestaciones, observamos sus faltas y sus excesos, pero no sabemos lo que es. Más adelante consideraron el estudio de la energía como lo de las fuerzas en acción, atracción, repulsión, emisión, recepción, luz, radiación, magnetismo, yin, yang, etc. Más adelante se considera el estudio de la energía como lo de las fuerzas en acción, atracción, repulsión, emisión, recepción, radiación, luz, magnetismo, yin, yang.

Para los chinos, la energía es una fuerza vital, inmaterial, que circula en el organismo según un ritmo determinado. Va de un órgano a otro, de una víscera a otra, a partir de un horario muy preciso, correspondiendo perfectamente a la fisiología de los órganos y de las entrañas. Esta energía es una fuerza misteriosa, base de la medicina tradicional china, dinámica estrechamente relacionada con la vida. Es una especie de materia que nace con el feto, mantenida por la alimentación, purificada a medida que se renueva, almacenada en los órganos de reserva que la distribuyen a partir de las necesidades del organismo. Esta materia energética existe en el ser humano, el animal y el vegetal. Esta energía que no se puede palpar, circula en el cuerpo, mantiene la maquina humana, le da tono y la defiende contra las agresiones exteriores que son inevitables. Es continuamente renovada por la digestión de los alimentos, purificada y enriquecida según las necesidades del organismo. Esta energía única en su forma donde la materia es la esencia misma de la vida, para los chinos toma cuatro formas o cuatro aspectos diferentes: energía YONG, OE, ANCESTRAL, MENTAL.

1) Energía YONG, energía nutricia básica, energía interna vegetativa, energía cada día renovada por los alimentos, purificada al nivel de las entrañas, y conservada en reserva por los órganos para ser utilizada cuando se necesita. Es ella que circula en los meridianos, dos horas en los meridianos yang y dos horas en los meridianos yin, pasa de un meridiano yin a un meridiano yang. Esta alternancia produce una alternancia de cuatro horas en los miembros superiores y de cuatro horas en los miembros inferiores.

2) Energía OE, energía de defensa del individuo, energía guerrera que lucha constantemente contra las agresiones exteriores, el estrés, las energías viciosa o dañinas. Esa energía es una emanación de la energía YONG. Se renueva con la alimentación. Circula en toda la piel, el día en el YANG y la noche en el YIN, lo que explica insomnios por los trastornos de la circulación de esta energía. Es una energía muy ligera, frágil, fácilmente destruida y molestada, pero constantemente renovada por su papel de defensa y de protección del interior del ser humano.

3) Energía ANCESTRAL, energía de programación/regu-lación. Es una forma particular de energía, hereditaria, contenida en los cromosomas del SER. Circula en todo el cuerpo pero se almacena en los riñones y en unos vasos maravillosos. Se utiliza excepcionalmente cuando el organismo tiene un desarreglo fisiológico importante.

4) Energía MENTAL, almacenada en el corazón se transporta por los meridianos de control mental. Es la energía psíquica o psico-informativa que regula al nivel de la garganta, donde se encuentran los puntos "ventana del cielo" o "constelación" que arreglan las informaciones viniendo de la periferia y llegando al cerebro, y las respuestas. La energía mental es la forma de energía más pura, más elaborada, más sutil. Es la base de la armonía de todas las otras energías. El principio del YIN y del YANG viene del genio del pensamiento chino y de su visión relativista e las cosas. Este principio permite un razonamiento binario en el cual todos los fenómenos observados se pueden clasificar en dos conjuntos, el YIN y el YANG. Estas energías circulan en el cuerpo según un ritmo y una polaridad. La originalidad de la MEDICINA TRADICIONAL CHINA, fue mostrar que una parte de esta energía, de la que tan solo percibimos, las manifestaciones químicas y eléctricas, esta mandada por cada órgano en la superficie utilizando vías magnéticas que son los meridianos. Entonces para los chinos el equilibrio fisiológico esta atendido por la circulación de la energía y la sangre.