CIENCIA, FILOSOFIA Y EL ALMA






información y otros artículos de este colaborador
otros artículos de SALUD NATURAL


¿Qué es el Alma, la esencia Divina, la Mente, el Espíritu, la energía Vital?

¿Sera lo que no se puede explicar, serán las emociones o lo que hemos vivido?

¿En el sustrato de nuestras cualidades espirituales, forma parte del cuerpo, el Alma esta unida al cuerpo?

Es invisible e intocable, pero está, influye mucho sobre nuestras reacciones, nuestros comportamientos.

¿Nos puede enfermar? Pues sí. La enfermedad es siempre un conflicto interior entre nuestro cuerpo y nuestra Alma, el Alma quiere la liberación del Ser, pero el cuerpo quiere la seguridad del Tener, en este conflicto el sistema inmune es el árbitro. Es el Alma quien enferma, después enferma lo demás.

El Alma es el principio vital de toda entidad dotada de vida, siendo el principio central de la Trinidad Religiosa: Espíritu, Alma, Cuerpo, adoptada por el Cristianismo. Viene de la palabra latina ánima, que ha generado en animado, animación, animal, en la mitología se define como Psique y representa el conjunto de las funciones propias de la psiquis.

El hombre tiene la tendencia a dotar de un Alma todo lo que cambia y evoluciona con autonomía, y por extensión a cada elemento de la naturaleza, arboles, montañas, ríos, etc., elementos con los que puede interactuar.

La presencia del Alma es de una vital importancia en las creencias religiosas, a pesar de que su nombre suene diferente en cada una de ellas. Con ese concepto la Muerte se vuelve menos misteriosa: cuando una persona muere su Alma puede ir hacia un Paraíso o un Infierno o volver en forma de Fantasma; según las creencias.

Pero centrándonos en la función vital y esencial, el Alma se funde en la esperanza de la Vida Eterna, y si vuelve, vuelve con su especial información, su programa de eterna evolución. Así cargada de todas sus virtudes, el Alma vuelve siendo el motor de la acción humana, la capacidad de corregir los errores y restaurar el mal, lo hecho de forma errónea, transformándolo en aprendizaje.

Reflexionando podemos decir: el cuerpo es un obstáculo, nos engaña en la búsqueda de la verdad, atraves de el somos esclavos de los miedos, enfermedades, de los deseos que estimulan la creación de conflictos, guerras, impidiendo que podamos captar la verdad de la existencia, sí captada por el Alma, introduciendo en nuestra vida y pensamientos el tumulto, la dualidad, la confusión, etc.

Cuando pensamos, el cuerpo se vuelve un obstáculo, nos engaña en la búsqueda de la verdad, es por ello que el Alma, intenta, de varias formas, desconectarse, para realmente captar la esencia de todas las cosas. Si tenemos el Alma al servicio del cuerpo, entonces somos esclavos de los miedos, deseos, angustias, enfermedades provocadas por todos los conflictos y las dualidades creadas, realmente el cuerpo se interpone entre la pureza de lo percibido por el Alma en esencia. Al restringir todo ello introduce en nuestros pensamientos dualidades y confusión.

Para Sócrates, el hombre tendría que controlar siempre su parte humana, en desconexión con el Alma; “Nada es más fuerte que el saber y siempre gana sobre el placer y lo demás, si percibes con claridad lo que está bien no puedes dejar de hacerlo”. Entonces porque el ser humano tiende a hacer lo incorrecto demasiado a menudo: Porque olvida (esta desconectado del Alma) su finalidad suprema y se complace (queda enganchado) con los medios.

Todos los hombres desean el bien pero el hacerlo supone utilizar los medios a su alcance para ello, y confundimos medios y finalidad:”El dinero es un medio, quedándonos solo en tenerlo, no buscamos la finalidad, no lo usamos como un medio, si no que lo convertimos en la finalidad.” Nadie es malo por conciencia, los errores los cometemos por pura ignorancia, no es falta de inteligencia, es falta de una educación correcta en torno a que si se conociera realmente, que es, como y para que esta aquí, si fuese así desde el principio de todo proceso educativo habría menos seres humanos equivocados y más en la correcta dirección (conectados conscientemente con su Alma) ella busca mas la finalidad que importancia da a los medios.

Educar correctamente al ser humano, es enseñarle como debe evitar la atracción artificial de los medios, para que se centre , más, sobre la finalidad de lo aprendido, no hay que rechazar los deseos naturales del ser humano , pero usar la filosofía para dirigir al hombre equivocado, en su camino, hacia la ruta correcta.

La tesis de Bergson explica muy bien ese concepto dualista del ser humano: “El espíritu (el Alma) existe por sí mismo, no es un producto de la actividad del cerebro: Pero hay solidaridad entre el Cuerpo y el Alma”. “Un vestido es solidario del clavo al cual está colgado; cae si se quita el clavo, oscila si el clavo se mueve; se agujerea, se estropea si la cabeza del clavo es demasiado agresiva; no se puede concluir que cada detalle del clavo corresponda a un detalle del vestido, ni que tampoco que el clavo sea el equivalente del vestido, ni tampoco que el clavo y el vestido sean la misma cosa”.

Para Descartes el Alma es independiente del ser Biológico y el Hombre es el único ser que tiene un Alma individual.

Esa Alma es el sustrato de todas nuestras cualidades espirituales, es una esencia, que a pesar de estar conectada al cuerpo Biológico, es diferente de él. En la época de Aristóteles, el Alma y el Cuerpo estaban unidos para ser uno en equilibrio. Si el Cuerpo Biológico es ciencia y el Alma filosofía no debería existir distancias entre Ciencia y Filosofía. Y si el Alma actúa sobre el Cuerpo Biológico, el Alma es el principal motor que lleva al Ser humano hacia el conocimiento de sí mismo, al control sobre los medios y la finalidad que es la Evolución. “El principio de la vida, del pensamiento o de los dos a la vez tiene que ser considerado como una realidad distinta del cuerpo atraves del cual se manifiesta (Alma)”.

Hoy en día el Alma se asocia al Amor. El Alma es también el lugar en donde surge la necesidad del infinito asociada a una nostalgia de un origen divino. Entonces, en presencia de otros seres, tenemos el sentimiento que su mirada viene de lejos, del infinito.

El Alma es también el fundamento de la identidad, lo que hace de nosotros un Ser único.

Podemos definir el Alma: "Como que es lo que nos permite ser sensibles al Bien y el Mal".