ANOREXIA Y BULIMIA,
NO SOLO UN PROBLEMA DE MODA DE TALLA






otros artículos de PSICOLOGIA


Tanto la anorexia como la bulimia, son problemáticas psicológicas muy relacionadas con estados emocionales no resueltos, en las personas que los padecen.

Estos estados emocionales, derivados de heridas o conflictos no resueltos desde la infancia, son la causa de fondo, que luego provoca los síntomas mas generales y visibles en las personas anoréxicas o bulímicas, como su gran preocupación por no verse gordas o su obsesión por adelgazar a través de no comer, hacer ejercicio físico desmesuradamente, o si comen en exceso por la ansiedad que padecen, vomitar o utilizar, purgantes o diuréticos.

La ansiedad es un síntoma generalizado en la mayoría de los casos de anorexia y bulimia.

Esta ansiedad puede provenir de diferentes causas, según las personas que la padecen, ya que nunca encontraremos dos persona iguales dentro de la misma problemática.

La causa en algunos casos, de esta ansiedad, viene de grandes vacíos internos de la persona. El problema es que mientras no reconozcan estos vacíos, identificándolos, normalmente con la ayuda de una terapia, es difícil cubrirlos. Si en nuestra despensa no nos detenemos a ver que botes se nos han quedado vacíos, será difícil que cuando vayamos a hacer la compra podamos acertar correctamente que comprar para tener un poco de todo en nuestra casa, y que no nos falte algún ingrediente a la hora de cocinar.

Psicológicamente nuestros vacíos pueden ser afectivos, relacionales, de autoestima, y un largo etc. , que según el caso, convendría solucionar para resolver la anorexia o bulimia.

En los tratamientos normalmente se establecen pautas de control tanto de los hábitos alimenticios, como pautas para controlar la ansiedad. Personalmente pienso que es mucho más eficaz y un objetivo mas practico, solucionar de verdad la causa de fondo de esa ansiedad, en vez de intentar controlarla.

Otra causa importante de la anorexia y la bulimia, que no podemos dejar de tener en cuenta y que también esta en el fondo de estas enfermedades, es el sentimiento de culpa sin resolver que sienten muchas de estas personas.

Culpas que muchas de ellas ni siquiera son conscientes de sentir, y que les hacen actuar haciéndose daño, porque es el castigo que se merecen, por no aceptarse, realmente como son, o por autoexigirse en exceso y no llegar a conseguir las altísimas metas que se ponen como objetivos.