REFLEXIONES SOBRE LA DANZA Y EL BAILE






otros artículos de DANZA Y BAILE


LA DANZA Y EL BAILE

Desde tiempos inmemoriales, nuestros ancestros, se han servido de la danza para comunicarse, celebrar acontecimientos, compartir... Hoy en día existen tribus en todo el mundo, cuya cultura no ha desarrollado muchos cambios, y siguen utilizando la danza en su vida social, para saludar al sol, danzas para la noche y la luna. Danza Otras tratan la danza de un modo más espiritual, agradecen con bailes rituales el fin de la sequía, aplacan a los dioses para que los fenómenos naturales, terremotos, erupciones volcánicas lleguen a su fin... Incluso en la naturaleza, las plantas, nos muestran movimientos rítmicos de crecimiento, se agitan o se inclinan, también los animales tienen sus propias danzas, para demostrar la posesión territorial, para el cortejo o simplemente para divertirse.

En cada país, toma un carácter distinto, y un lenguaje corporal. En Oriente, la danza forma parte de la vida cotidiana, sirve para relatar cuentos y leyendas que forman parte de su tradición y cultura. Otras son una forma de expresión religiosa.

En occidente, la danza siguió un rumbo diferente, aunque se sabe con certeza que celebraban bailes populares, y celebraciones rituales, en la Edad Media, comenzó a surgir una diferenciación social en el estilo de las danzas. Las cortesanas, de estilo y ritmo mas refinado y las danzas de los campesinos. En el Renacimiento la danza empezó a emerger como una expresión artística. Hoy día ha vuelto a ponerse al alcance de todos entre los 4 y los 80 años de edad, y no simplemente como una forma elitista, en la que sólo unos cuantos dotados de ciertas facultades naturales, pueden aspirar a entregar su vida a la danza como profesionales.

La danza es un medio de comunicación de varios aspectos a la vez, puesto que no depende de las palabras, no importa el idioma, el color, es el lenguaje corporal, es un signo de vitalidad que nos pone en armonía con nosotros mismos y también con los demás. Habla con un lenguaje de sentimientos, tanto para el que baila como para el espectador, hace aflorar emociones y sensaciones que pocas actividades nos aportan.

"La danza no es sólo la transmisión de una técnica, sino también de un impulso vital profundo." Isadora Duncan.

¿POR QUE BAILAR?

El cuerpo humano, esa casa que todos habitamos, y a la vez descuidamos, es todo un complicado engranaje de piezas, que encajan perfectamente. Esta maquinaria perfecta nos permite hacer todos los movimientos inherentes a nuestro cuerpo, (los movimientos hegemónicos: respirar, comer, abrazar, protegerse...)

Danza También nos permite el movimiento; andar, correr, trepar, acuclillarse, arrodillarse, sentarnos en el suelo, acostarnos y levantarnos.

No nos debería costar ningún trabajo realizar estos movimientos naturales. Pero, la existencia que llevamos, el trabajo sedentario, nuestra postura ante la vida, la falta de autoescucha, el estrés, etc., contribuyen a que nuestros movimientos se limiten, los músculos se acorten y atrofien las articulaciones. El flujo sanguíneo y el sistema linfático también funcionan gracias al movimiento muscular.

La danza es un ejercicio completo que puede ayudar a evitar el deterioro muscular y de las articulaciones, además de prevenir lesiones, mejorar la coordinación, el equilibrio, la orientación espacial y temporal, puesto que el ritmo marca nuestra vida desde el principio y los ritmos van cambiando según la edad, las estaciones, etc.

Esta actividad ayuda a vivir en mayor armonía con nuestro ser, nuestro proceso vital y mantendrá nuestra mente más despierta.

"Sacar las emociones a través de los movimientos del cuerpo. Cada movimiento, cada traslado, cada gesto de cualquier parte del cuerpo, refleja un aspecto de nuestra vida interior." Rudolf von Laban.

EFECTOS BENEFICOS DE LA DANZA A CUALQUIER EDAD

La danza ejercita todo el ser: Al ejercitar una disciplina, a la vez desarrollamos la voluntad.

Favorece a la concentración gracias a la fluidez en la respiración. También mejora la memoria y la lógica en la resolución de problemas.

Acentúa y desarrolla la sensibilidad por la música y el ritmo que marca el tiempo musical.

Aumenta la consciencia corporal. Seremos capaces de percibir sensaciones corporales, y darnos cuenta de nuestras posibilidades y limitaciones. La danza es capaz de conseguir que nuestro cuerpo se exprese.

Danza Hace crecer la autoconfianza, porque tendremos mayor seguridad en el movimiento, mayor equilibrio físico y emocional.

Mejora también la comunicación y la socialización con el grupo.

Libera tensiones, corrige de la postura y otros problemas físicos, dolores crónicos, problemas de circulación y del sistema linfático.

Ayuda en casos de pies planos, cabos, y en problemas con la lateralidad, orientación espacial, y dislexia, entre otros.

La danza, practicada con regularidad, produce efectos sobre la belleza y la armonía corporal.

La energía y vitalidad aumentan, con la sensación de ligereza que produce la práctica,

Lógicamente todo esto influye directamente en nuestra salud, retrasando el envejecimiento.

EL METODO

El método es dinámico y participativo, de movimiento integral, y consta de la combinación de varias técnicas:

- Respiración.

- Estiramientos globales activos y pasivos. (W. Reich y P. Souchard)

- Talleres de movimiento: Premociones, movimiento libre, natural, orgánico, que no daña las articulaciones. (Técnica release, método F. Mezières, T. Betherat)

- Taller de improvisación y expresion.

- Corrección postural, propiocepción (técnica Alexander).

- Relajación, automasaje.

"Bailar es un placer, eleva el espiritu, fortalece el cuerpo y estimula la mente." Wayne Sleep.

Gracias por esta frase, que lo expresa todo.