BIODANZA - VINCULO, CONTACTO Y CARICIA (1)






otros artículos de DANZA Y BAILE


Debido a la extensión del tema, hoy nos vamos a centrar en la importancia del vínculo y los próximos números los dedicaremos a la necesidad del contacto y a un tema muy importante como es la caricia.

EL ENCUENTRO CON EL OTRO

Biodanza va creando un clima de confianza y camaradería, que permite exteriorizar el afecto, la ternura, la solidaridad, el compañerismo, y ayuda a romper los convencionalismos y los temores. Permitiendo la completa expresión humana. Induce nuevas formas de comunicación y vínculos afectivos, es una matriz de renacimiento, en la cual cada participante encuentra continente afectivo y permiso para el cambio.

Biodanza es útil a toda persona que desee liberarse en forma positiva, que quiera comunicarse plenamente consigo mismo y con los demás. A partir del encuentro con el otro: ser mirado, mirar, recibir y dar, y toda forma de movimiento que favorece el vínculo, se desarrolla la identidad necesaria para sentir nuestro ser y así caminar por la senda de la aceptación, el amor, la autoestima, y de las relaciones saludables y libres. Biodanza es una técnica de grupo. Dentro del grupo, los alumnos ensayan nuevas actitudes de contacto y comunicación, creando relaciones interpersonales en permanente retroalimentación.

Biodanza se propone mejorar la vinculación de las personas. Es la oportunidad que encuentra un grupo de seres humanos para desarrollar una sensibilidades nueva en su existencia. El grupo de Biodanza se torna de pronto en una experiencia de lo maravilloso, donde las personas se encuentran y brindan al otro desde sí mismos. El sentido vinculante de nuestro movimiento, nos permite renacer a la vida, saborear y celebrar la presencia del otro, lo que nos posibilita conectar con la ternura. De esta manera, Biodanza se propone restaurar en las personas la vinculación originaria de la especie.

Una identidad necesita de otra identidad, de la presencia de miembros de la misma especie, no solo uno, sino varios, un grupo o colectividad. Esa es la razón principal para que la Biodanza sea un abordaje grupal. La acción de Biodanza consiste en integrar, reforzar y desarrollar el núcleo afectivo.

UN EJERCICIO DE BIODANZA QUE POTENCIA EL VINCULO ES EL ENCUENTRO DE MANOS Y CONEXIÓN CON LA MIRADA.

Es una vinculación profunda con el otro, a través de la mirada y apretón de manos, es perder el miedo a mirar al otro y a los demás, perder el miedo a dejarnos mirar. Rescatar el lenguaje del cuerpo, a través de la mirada y de las manos. Esta vivencia nos hace sentirnos vivos, reafirmar nuestra experiencia, nos hace ser reconocidos como seres humanos. Si logramos no solo abrazar, sino mirar más a las personas, nos sentiremos más estimados y queridos.