MARCHA DE PODER






otros artículos de CRECIMIENTO PERSONAL


La marcha de poder es una caminata consciente que combina una actividad conjunta, coordinada y sinérgica de nuestro cuerpo, emociones, mente y consciencia ampliada, aprovechando el contacto con la naturaleza y su energía vital. Era una práctica común entre culturas ancestrales que vivían en íntima conexión con la naturaleza y con todo lo que les rodeaba. Ellos sabían que la consciencia no sólo reside en el cuerpo humano sino que se impregna de todo lo existente. Así, aprovechaban las caminatas en la naturaleza para energetizarse e interactuar con una consciencia ampliada a la Totalidad.

PRACTICA DE LA MARCHA

A través del movimiento del cuerpo, en sincronía y control de la respiración y nuestro ritmo cardíaco, se activa nuestra memoria corporal, en la que también están grabadas todas nuestras experiencias. La atención en el movimiento y la respiración, con la mente en blanco, hace que nos abramos a nuestro interior y alcancemos un estado de consciencia ampliada en conexión con la naturaleza y el cosmos. Todo esto dirigido a conseguir un propósito para nuestro crecimiento personal.

Aprendiendo a controlar nuestra respiración y ritmo cardíaco podemos conocer como reacciona nuestro cuerpo, afloran nuestras emociones, reacciona nuestra mente y fluye nuestra energía. La caminata consciente en la naturaleza nos activa energéticamente mientras interactuamos con los elementos del entorno, potenciando nuestro Ser y su capacidad de acción y poder de realización.

Alcanzando nuestro natural estado de consciencia ampliada aprendemos a dejar fluir nuestros sentimientos, orientar nuestras emociones, modificar positivamente nuestros patrones de creencia y hábitos, canalizar nuestra energía y aprovechar los recursos que nuestro entorno natural nos ofrece.

La ejecución de la marcha con un propósito es lo que nos hace ser conscientes de toda nuestra capacidad. Es la integración y manifestación de todos los estados de nuestro ser: Físico-mental, emocional-sensitivo, energético-vibracional y etéreo-espiritual.

FUNDAMENTOS DE LA MARCHA DE PODER:

En la marcha se trabaja integralmente los planos Físico, Emocional, Mental, y Energético en conexión con la naturaleza. Con la intención de armonizar, potenciar y canalizar adecuadamente su interacción para conseguir los propósitos buscados.

PLANO FISICO:

- Acondicionar y armonizar nuestro cuerpo.
- Mejorar nuestra sicomotricidad.
- Aumentar nuestra vitalidad corporal.
- Redescubrir y potenciar nuestros sentidos físicos.
- Sentir nuestro cuerpo y sus órganos siendo conscientes de las sensaciones que nos transmiten.
- Potenciar nuestra inteligencia corporal.

PLANO EMOCIONAL:

- Ser concientes de las sentimientos trascendentales que fluyen de nuestro interior.
- Aprender a canalizar nuestros sentimientos - emociones.
- Relacionar nuestras sentimientos - emociones con nuestro cuerpo y mente.
- Orientar nuestra inteligencia emocional para el crecimiento personal.

PLANO MENTAL:

- Armonizar nuestros dos hemisferios (izquierdo y derecho).
- Estar verdaderamente presentes en el aquí y ahora.
- Canalizar el poder de la mente como herramienta para la consecución de nuestros propósitos.
- Reeducar la mente para estar al Servicio de nuestro Ser y liberar nuestra consciencia.

PLANO ENERGETICO:

- Conectar conscientemente con la Naturaleza para aprovechar su energía vital.
- Armonizar nuestros centros de energía con el fluido energético de la naturaleza y el cosmos.
- Aprender a fusionar nuestra energía con las de la Naturaleza y el Cosmos.

Lo anterior son beneficios que podemos lograr con una práctica habitual de caminatas conscientes en la naturaleza. Esta práctica puede usarse para distintos objetivos o propósitos sobre lo que me referiré en la próxima entrega.