CIELO, EN MOVIMIENTO






otros artículos de CRECIMIENTO PERSONAL


"La vida es un Juego... Juguémoslo." Sri S.S.B.

Te proponemos Jugar, honrando la posibilidad de hacerlo. Reconocer el milagro, la magia de cada momento.

Queremos compartir un espacio donde Tu Cuerpo se sienta Libre. Donde te permitas conectarte con tus sensaciones, emociones, donde la presencia de tu ser se manifieste, en contacto contigo mismo y con los demás seres que te rodean.

Imaginemos un mundo donde cada persona se permita dejar que su Alma aparezca, no solo en la mirada, como muchas veces lo hace, sino en Todo Su Cuerpo.

Queremos dejar de pensar en la división "Cuerpo-Alma", como en un juego, pensémoslo por un momento...

Nos gustaría vivenciar juntos la experiencia de dejar de lado los pensamientos que discuten, critican, cuestionan, impidiéndonos aceptarnos y llegar a ese lugar interno donde aparecen los que nos posibilitan Vivir Plenamente El Instante Presente.

Invitamos a tu Cuerpo-Alma a vivirse como tal.

"Cielo, en Movimiento" es un modo, una manera de trabajo psico-corporal que reúne en su concepción las Escuelas de: Centros de Energía, Terapia Gestalt y Astrología.

El conjunto de las técnicas utilizadas son parte de los sistemas de dichas Escuelas, organizadas y experimentadas a través de la práctica diaria, profesional y personal continua, desde el año 1979.

El mismo apunta a que cada persona encuentre la fuerza necesaria para desprenderse de los comportamientos mecánicos que lo debilitan y pueda re-construirse, descubriendo en sí mismo su propia energía y vitalidad.

Para ello transitamos en movimiento y con música la conexión con todas y cada una de las zonas del Cuerpo-Alma, también llamadas: Centros de Energía.

Relacionando estas zonas con los Elementos de la Naturaleza: aire, agua, fuego, tierra, buscamos que cada persona logre incorporar el elemento que más necesita, pudiendo así armonizar los cuatro planos de manifestación con su psiquismo.

Como ejemplo podemos citar la necesidad de incorporar el elemento Tierra en las personas que tienen dificultad en el plano de la Materia, todo lo relacionado a lo concreto, el dinero, hacerse cargo de sí mismas, sentir su propia fuerza y saber sostenerse a sí mismas, el elemento Agua para las dificultades en el plano Emocional, tanto para las personas que no se conectan con sus propias emociones como para las que se sienten desbordadas por las mismas sin posibilidad de armonizarse en este sentido.

Así, cada uno de los Elementos se relaciona, como dijimos anteriormente, con su psiquismo.

Descubrimos que percibir en el propio Cuerpo-Alma, la Energía de cada Elemento, en las zonas que más lo necesitan, siendo el alimento básico de las mismas, nos conecta con nuestro potencial más esencial y la posibilidad de incorporarlo en nuestra vida cotidiana.

También desde esta perspectiva y tomando la Astrología como base para ello, proponemos un recorrido donde cada persona logre conectar y expresar las distintas capacidades y dones que, de acuerdo con su Signo Astrológico, posee.

Proponemos un trabajo donde las consignas dadas nos conduzcan a transitar esas cualidades como así también los distintos aspectos de las características de cada uno de los Planetas Personales del Zodíaco.

Cada uno de ellos se relaciona con la vivencia de:

La propia identidad: el Sol - El Amor: Venus - La acción - la conquista: Marte - La contención, el cuidado: La Luna, y de este modo, cada uno de los siete Planetas Personales representa una manera, una actitud personal que se refleja en todo nuestro Cuerpo-Alma.

Ambas vivencias, con las posibilidades expresivas de los Signos del Zodíaco y los Planetas Personales, despiertan zonas muchas veces poco conocidas por nosotros mismos. Descubriéndolas logramos incorporarlas haciendo más rica y completa nuestra personalidad.

Es interesante agregar que logramos entender más y mejor - justamente por haberlo vivenciado - a las personas de cada uno de los signos del zodíaco, diferentes al propio.

Esto facilita la comunicación con las demás personas ya que nos permite comprender aquellos comportamientos alejados de nuestra propia y personal manera de ser.

Intentamos ver con más claridad nuestras propias capacidades como así también reconocer y aceptar las de los seres que nos rodean, descubrirnos... disfrutando del "juego de la vida".