ALIMENTOS MEDICAMENTOSOS






otros artículos de ALIMENTACION NATURAL


Los alimentos vegetales, especialmente frutas, verduras y hortalizas, tienen, muchos de ellos, verdaderas propiedades terapéuticas o correctoras que deben ser aprovechadas en los casos indicados.

Verduras

Aquí los más importantes:

HORTALIZAS

Cebollas. Al interior son depurativas, diuréticas, antiinflamatorias o antiflogísticas, antihelmínticas y sedantes. Al exterior, desinfectantes, resolutivas (granos, ántrax, úlceras, etc.) y microbicidas. Son útiles también contra la calvicie y erupciones (jugo o agua de cocción de la cebolla).

Ajos. Son utilísimos para combatir el reuma, bajar la tensión de la sangre, expul-sar lombrices y desinfectar los aparatos digestivos y respiratorio.

Rábanos. Son depurativos.

Zanahorias. Son tónicas, digestivas, mineralizadoras y muy útiles para la expul-sión de lombrices.

Tomates. Son antiartríticos, estimulantes del hígado, depurativos y la más rica en vitaminas de todas las hortalizas.

Pimientos. Son digestivos.

Patatas. Son antiartríticas, útiles en las gastritishiperclorhídricas y en la diabetes (Mossé).

Remolachas. Son laxan-tes, diuréticas y mineralizadoras.

Calabazas. Sus semillas son muy eficaces para la expulsión de la tenia, en forma de horchata.

Espárragos. Son sedantes del corazón y diuréticos.

VERDURAS

Lechugas. Son depurativas, calmantes y laxantes.

Achicorias. Son depurativas.

Ruibarbo. Útil contra las inflamaciones intestinales.

Borraja. Es sudorífica.

Cardo. Es aperitivo, diurético y colagogo (que facilita la secreción de bilis).

Espinacas. Son depurativas y laxantes.

Apio. Es de gran poder antirreumático.

Perejil. Es útil contra las inflamaciones.

Coles. Útiles para las enfermedades respiratorias, disenterías y anemias.

Berros. Son muy depurativos.

FRUTAS

Aceitunas. El aceite es suave laxante, disuelve cálculos y depósitos calcáreos y ayuda a la expulsión de lombrices.

Uvas. Son un admirable fruto medicinal, antiartrítico, depurativo y pectoral. Regulan las secreciones, disuelven los depósitos calcáreos, aumentan la secreción biliar, tonifican los centros nerviosos, son antiinflamatorias y estimulan la circulación y la secreción ácida del estómago.

Higos. Ayudan a la expulsión de lombrices.

Peras. Son muy útiles en los enfermos del intestino y en los convalecientes por su fácil digestibilidad.

Cerezas. Son refrescantes y depurativas.

Ciruelas. Son un gran laxante, bien frescas o bien secas y desazucaradas por la cocción, como hemos dicho al hablar del estreñimiento.

Limones. Son fuertemente depurativos y antiartríticos. Fluidifican las secrecio-nes y actúan de desinfectantes en úlceras, llagas, anginas e infecciones del intestino. Tonifican y suavizan la piel. Sabida es su gran utilidad como curativos del escorbuto.

Naranjas. Son depurativas, antiartríticas, desinfectantes, mineralizadoras y estimulantes. Un verdadero tesoro de la alimentación. El fruto más hecho, más diferen-ciado y de mayor categoría química de todo el planeta (tarda ocho meses en su completo desarrollo).

Almendras. Alimento fosforado que, en forma de horchata, es admirable recurso, tónico y digestivo en los enfermos que deben estar sometidos a dieta líquida.

Bellotas. El café o la horchata de estos frutos son magníficos antidiarreicos, especialmente en las enteritis veraniegas (por abuso de helados), y que deben ser sustituidos en los niños por horchata de arroz. La cantidad debe ser de 15 a 30 bellotas al día en tres tomas cuando se trate de horchata, y algunas más si se toman en forma de café.